Comprar entradas

Menú

Saltar vídeo

Exposición patrocinada por:

La
Exposición

23 de octubre, 2015 – 7 de febrero, 2016

 

La obra del pintor Alex Katz (Brooklyn, 1927) se inscribe tanto en el canon del arte estadounidense posterior a la Segunda Guerra Mundial como en la vanguardia pictórica actual. Katz se introduce en la escena artística como pintor figurativo en la década de 1950, un período en el que impera la abstracción, desafiando así a la crítica que rechazaba las imágenes en el arte y, especialmente, la figuración. Aunque Katz no asumió el abandono de la imagen que propugnaba el Expresionismo Abstracto, sí adoptó la energía y lógica formal de este movimiento.

El artista buscaba la ejecución de una obra pictórica rápida, activa en un sentido físico, inspirada en la pintura de acción (que tiene algo de danza) de Jackson Pollock, cuyas composiciones “totales” fueron una revelación para él. Katz explica su objetivo como el empeño por atrapar en su obra “las cosas fugaces que pasan”. Con su característico estilo ─definido por los colores planos, la escasa profundidad del espacio pictórico y el empleo de una línea fina y escueta pero sumamente descriptiva─, pretende reflejar la apariencia de las cosas tal y como se sienten y se perciben “en el tiempo presente”, en el ahora.

Aunque se le conoce principalmente por sus retratos, Katz ha pintado paisajes desde comienzos de su carrera, tanto en el interior de su estudio como al aire libre. Alex Katz, aquí y ahora explora la evolución del paisaje en su trayectoria, desde las obras formativas de sus inicios hasta el protagonismo que toma en su arte en los últimos veinticinco años.

Alex Katz
Sunset 1, 2008
Óleo sobre lino
274.3 x 213.4 cm
Cortesía del artista